La Formula De la Grandeza

"El éxito es un viaje, no un destino".....Ben Sweetland


Que tal si yo ahora mismo te dijera que tengo una formula que te volverá exitoso hoy mismo. Es una formula que tiene mucha demanda a nivel mundial y todos la quieren obtener e inclusive algunos han pagado fortunas por conocerla.

Que tal si te digo que la puedes obtener gratis ya mismo y empezar a utilizarla a tu favor para lograr el éxito en tu vida , familia, trabajo, todo lo que tu deseas o puedas querer. Sin embargo hay un problema, tendrás que pagar un precio muy alto por ella. El precio será que tendrás que comprenderla tu solo, nadie te puede ayudar a resolver esta poderosa formula.

Ahora te pregunto: Estas dispuesto a pagar el precio? Si te la doy en este momento tu vida no volverá a ser la misma, es decir no podrás echarte para atrás y vendarte los ojos diciendo que no sabes como lograr el éxito. Bueno voy a decirte: LA FOMULA PARA LOGRAR EL EXITO ERES TU!

El Obstaculo

En el camino hacia el éxito tu mayor obstáculo a vencer eres tu mismo. La primera vez que lo escuche  me tomo tiempo comprenderlo. Hay un proverbio chino llamado "El pájaro que cayó sin la flecha" que te ayudara a entenderlo.

Geng Lei era un famoso arquero en el estado de Wei. Un día, mientras iba de excursión fuera de la ciudad con el rey de Wei vio un ganso salvaje volando alto en el cielo. El rey le mandó que cobrase el ganso con una flecha. Él contestó: "No necesito flecha. Sólo con mi arco puedo hacer que ese ganso caiga del cielo." Geeng Ying tensó, soltó e hizo vibrar la cuerda de su arco, y
con eso el ganso salvaje cayó al instante ante sus mismos pies.

"Eres un arquero maravilloso", dijo el rey. Gen Lei explicó: "Este ganso salvaje había ya sido herido antes por una flecha, como pude ver por su vuelo y sus graznidos. Por eso cuando oyó el resonar de la cuerda de mi arco, creyó que le había herido otra flecha, y cayó al suelo."

Este cuento muestra de una forma excelente la psicología humana y como reacciona ante las adversidades que se le presentan en su camino al éxito.
Nuestra mentalidad es como la de esa ave que se encuentra presa de su pasado. El ave puede seguir en su camino al éxito, pero su ilusorio pensamiento o mente condicional, lo traiciona, haciendo creer en algo que no es real.

Cuantas veces nosotros emprendemos buenos proyectos colocando todos nuestros esfuerzos en el y de repente nos dejamos vencer por simples tropiezos. Tu no tienes la culpa es tu pensamiento condicionado por el pasado que te hace ver como fracasado. Si el ave nunca hubiera sido lastimada en el pasado, entonces ella nunca hubiera sido engañada. Fue su creencia falsa que la hizo caer.

Esa creencia falsa no es algo permanente. Tu puedes cambiarla, pero no luchando contra ella sino comprendiendo.

Si luchas contra tus creencias limitadoras lo único que lograras será darles mas poder. Porque la acción de luchar ya indica que has aceptado tus creencias limitadoras como reales. Pero si las comprendes como son en realidad. Simples pensamientos que pasan a través de tu mente sin darles ningún poder. Ellos empezaran a desaparecer y nacerá una nueva consciencia en ti.