Como Descubrir Tu Propósito En La Vida Hoy

¨La Vida es drama con aburridos cortes¨....Alfred Hitchcock

¨Si yo tuviera que vivir mi vida de nuevo, cometería los mismo errores, pero mas rápido¨....Tallulah Bankhead



He meditado mucho sobre este asunto y llegue a la conclusión que de nada sirve el propósito que te pongas si no te conoces a ti mismo como realmente eres. En el momento que logras como conocerte a ti mismo, el propósito de tu vida queda revelado. Allí esta todo el secreto y puedes descubrilo hoy.

Estoy seguro que te preguntas al igual que yo me he pregunto muchas veces...porque estoy aquí?....cual es mi objetivo?.....porque no soy feliz con lo que hago?....pues todas estas preguntas provienen de un “preguntador”, es así?...De alguna parte tienen que provenir estas preguntas que salen a nuestros oídos internos en momentos de sufrimientos, crisis o soledad. Sin embargo, nadie se pregunta quien es el que hace esas preguntas?...

Ese “preguntador” de donde provienen todas esas preguntas es
tu mente subconsciente. Tu no eres tu mente, ni tus pensamientos, ni tus recuerdos, ni el cuerpo que miras al espejo. Tu eres un SER CONSCIENCIA con un poder ilimitado para lograr cualquier cosa en la vida. La razón por la cual no lo ves es porque la mente ha creado una hermosa ilusión de quien tu eres y todo el tiempo te lo hace creer.

Imagina esto un gran hechicero que deseaba tener control de una isla y sus habitantes  decide llevar a cabo un malévolo plan. Entonces decide hipnotizar a toda la población para tenerlos bajo su control y poder. El hechicero les hizo creer a cada miembro de la población que todos eran de “sal” y si cruzaban el mar que separaba la isla del resto del mundo, serian absorbidos por el mar y morirían.

Tanto fue el miedo que envolvía esta ilusión en sus mentes que nunca se atrevieron a cruzar el mar. Esta es la ilusión que ha implantado la sociedad en nuestras mentes. Si realmente deseas despertar ese poder ilimitado que te llevara a realizar tu propósito en la vida y el éxito es necesario que seas consciente de esta ilusión. Tu no eres tu mente ni tus pensamientos.

El propósito en la vida es SER TU MISMO!, allí esta todo. Se tu mismo!, no lo que el hipnotizador quiere hacerte creer que eres. Tu no eres de “sal”, tu eres lo que  eres aquí mismo. Cuando empieces a “ser tu mismo” no habrá miedos que te impidan realizar el propósito de tu vida.

Ser auténticamente uno mismo no  es difícil. Lo difícil y lo fácil solo existen en la ilusión de la mente.  Tu nunca has dejado de ser la excelencia y el éxito, lo que pasa es que te han hecho creer que eres de sal y los miedos te han aprisionado.

Voy a darte un ejercicio para que vayas despertando tu yo autentico. Este ejercicio es una herramienta para entrar en contacto contigo mismo y desaparecer tus miedos.

Este ejercicio es sumamente simple. El hecho de ser sencillo no significa que no tenga el poder de desaparecer tus miedos. Imagina este ejercicio como una aventura en tu vida. Es una aventura que no tiene final ya que no es necesario.

Cuando descubres lo ilimitado en ti no existe ni principio ni final sino vivencia. Mira que he dicho vivencia no experiencia. La experiencia es algo del pasado y muerto, mientras la vivencia es vida hoy.

El ejercicio va consistir en una sola cosa y es SER CONSCIENTE DE TI MISMO. Para lograr ello imagina que la vida es una obra de teatro y tu eres el director de la obra. El director no esta presente en la obra, ya que su única labor es OBSERVAR la obra. Aquí esta toda la formula del éxito “observar” tu vida como algo aparte de ti.

Tu vida es una obra de teatro y tu eres el director. Observarte como si fueras otra persona aparte o un protagonista aparte de ti. Observa sin juzgar, sin querer que las cosas fueran como tu quieres y solo observa.

Al estar consiente de ti mismo ocurrirá algo grandioso y es que tomaras consciencia de la realidad de que tu no tienes nada que ver con ese miedo, sino el protagonista de la obra esta actuando un papel. Eso es todo un simple papel y tu no eres el protagonista!. Tu eres el director del la obra.

Lo que ocurre es que te involucraste tanto en tu obra que se te olvido que era una obra y empezaste a vivir desde los ojos del protagonista con sus miedos y ansiedades. Tu única labor o propósito en la vida es ser tu mismo no el protagonista de una obra.

Ser tu mismo no es algo que se consigue ni se obtiene. Es un estado de vivir cada día y momento a momento en donde eres tu el director u observador de la maravilla que es vivir.